Creencias potenciadoras internas

Por lo general, las creencias limitantes comienzan a una edad temprana, evolucionan progresivamente y se adaptan a lo largo de la vida ante cada nueva experiencia que se presenta.

Puedes haber vivido una experiencia dolorosa que sea el origen de tu temor ante vivencias similares o bien, que simplemente sientas temor ante lo que está por venir. Las creencias limitantes pueden impedir que se formen otras creencias nuevas pero positivas.

Es muy bueno conocer la causa de tus creencias limitantes, ya que así logras entender el proceso mental que está detrás para empezar a dominarlo. Dicho esto, también es justo compartir que hay muchas otras técnicas que se pueden implementar para superar los miedos propios en el ámbito laboral.

Si bien es cierto que lograr identificar las creencias autolimitantes puede ser muy útil para corregirlas en el momento, para saber cómo superarlas hay que dedicar mucho tiempo y práctica. Hay algunos consejos que pueden ayudarte a superar estos miedos y que puedes aplicar para capacitar al equipo y que los demás miembros logren lo mismo.

Tú decides si aplicas una sola o las cuatro combinadas, pero cada una de estas técnicas puede servirte para combatir las creencias limitantes en el trabajo. El primer paso para superar tus creencias limitantes es identificarlas. Con frecuencia, estas creencias se presentan como pensamientos en tu mente más que como algo que dices en voz alta.

Sacar esas ideas y plasmarlas en un papel puede servirte para separar la realidad de la fantasía y darte cuenta de lo falsas que pueden ser. Escribir las ideas en un diario puede ser muy útil para aliviar cualquier estrés asociado con las creencias. También puedes preguntarte si eso que piensas es relevante para los siguientes 10 minutos de trabajo.

Si no lo es, cierra el diario y deja esos pensamientos negativos en el papel. Si bien este ejercicio se hace en el ámbito de lo personal, puedes incentivar esta misma práctica en el equipo para que se lleve a cabo todas las mañanas.

También puedes organizar una reunión semanal en la que todos los miembros del equipo tengan oportunidad de compartir sus creencias limitantes con sus compañeros, si se sienten cómodos como para hacerlo. De este modo, les ofreces la posibilidad de fortalecer su confianza.

Sin embargo, la experiencia debe ser absolutamente opcional y también tú debes participar para liderar con el ejemplo. Si escribir lo que piensas no es suficiente, puede ser muy útil analizar de dónde provienen esas ideas, si de algo cierto o falso.

Te resultará sumamente útil llegar al fondo de las creencias limitantes para sacarlas a la luz y verlas como realmente son.

La próxima vez que se te presente una creencia negativa, tómate un momento, haz una pausa y analiza ese pensamiento. Evalúa si es autolimitante y si hay evidencia concreta que la respalde. Pregúntate si ese pensamiento parte del miedo a lo desconocido o de una experiencia pasada.

La búsqueda de la perfección puede causar estragos en la productividad y hacerte querer abandonar lo que no funciona exactamente como lo esperabas.

Para combatirla, puedes pedirles a los demás miembros del equipo que te ayuden. Si no estás seguro de que tu creencia limitante sea verdadera, pregúntalo. De este modo, recibirás una perspectiva objetiva por fuera de tu propio punto de vista que te servirá para separar los hechos de las fantasías que te inventas.

Una de las mejores maneras de combatir las creencias limitantes es con afirmaciones positivas. Las afirmaciones son oraciones que te repites para desarrollar tu autoconfianza.

Utiliza las afirmaciones positivas para transformar tus creencias autolimitantes en autoconfianza positiva. Por ejemplo, si te repites todo el tiempo que no eres lo suficientemente bueno como para recibir un ascenso, reformula esa creencia reforzando la idea de que eres muy trabajador y de que mereces triunfar.

De este modo, puedes combatir los pensamientos negativos transformándolos en positivos. Si bien se puede hacer de muchas formas, decirlo en voz alta, tanto a ti como a otras personas, puede ayudar a reforzar esta creencia.

Puedes aplicar esta técnica cuando surgen sentimientos negativos o implementarla en la rutina diaria para evitar que surjan creencias negativas desde el principio.

Entre los ejemplos de cómo reformular pensamientos negativos sobre uno mismo, se encuentran los siguientes:. Al reformular la manera en que enfrentas los desafíos, te entrenas mentalmente para ver los aspectos positivos de las diferentes situaciones diarias, en vez de centrarte en lo negativo.

Por último, nunca te des por vencido cuando empiezan a surgir esas creencias limitantes. Recuerda, no estás solo en esto. Todos las tenemos, incluso los líderes y emprendedores que más admiras. Lo importante es perseverar y no permitir que las ideas limitantes te frustren.

Entre las muchas características de un líder , una de las más importantes es no darse por vencido, ni con respecto a los demás ni contigo mismo. A pesar de que es muy fácil sentirse deprimido cuando uno se encuentra en un círculo de negatividad, tómate un momento para reflexionar y apartar esas ideas de tu mente.

A veces, lo único que hace falta es respirar hondo una bocanada de aire fresco y entrar en un estado más positivo. Todos tenemos creencias autolimitantes, así que cuando se te presente una, recuerda que no eres el único.

Si me demuestran amor, es porque quieren algo de mí:. La sospecha constante de las intenciones de los demás. Creencias Generales que Bloquean Varios Aspectos de la Vida:. No Puedo Cambiar:. La percepción de que uno está estáticamente atascado en sus maneras y no puede evolucionar.

Siempre Estaré Solo:. La creencia de que uno está destinado a estar solo, impidiendo así que establezca conexiones significativas.

No Tengo Control Sobre Mi Vida:. La idea de que uno es impotente y su vida está a merced de fuerzas externas. Cada una de estas creencias limitantes opera como un freno silencioso en nuestras vidas, manteniéndonos en una zona de comodidad restrictiva.

El reconocimiento de estas creencias es el primer paso vital hacia la superación y el establecimiento de un yo y una vida que son verdaderamente liberadores y enriquecedores.

Considera trabajar a través de cada creencia, desafiando y reemplazándola con una alternativa más empoderadora y positiva para avanzar hacia una vida de abundancia y felicidad genuina.

Paso 1: Escucha tu diálogo interno. La identificación de creencias limitantes comienza con sintonizar nuestro diálogo interno. Este no es simplemente el habla consciente, sino también esos susurros subconscientes que nutren nuestras percepciones y acciones diarias.

Presta atención a cómo te hablas a ti mismo en momentos de error, fracaso, o incluso éxito. Escuchar activamente estas conversaciones internas puede descubrir patrones de pensamiento restrictivos que, en silencio, esculpen nuestros comportamientos y decisiones, a menudo frenando nuestro verdadero potencial y bienestar.

Paso 2: Reconoce patrones de pensamiento repetitivos y negativos. El reconocimiento de patrones de pensamiento repetitivos y negativos se torna crucial en el proceso de desentrañar nuestras creencias limitantes. Estos patrones, a menudo arraigados en nuestras experiencias pasadas y temores internos, tienden a autocumplirse, solidificando las creencias que los originan.

Al identificar estas repeticiones mentales, comenzamos a ver cómo nuestras propias percepciones pueden estar esculpiendo una realidad que confirma nuestras peores suposiciones sobre nosotros mismos.

Este paso invita a un autoexamen audaz y honesto, identificando los ciclos de pensamiento que nos mantienen atrapados en bucles de duda y auto-sabotaje. Paso 3: Anota estas creencias.

Tomar nota de nuestras creencias limitantes es un paso fundamental para materializar lo que suele quedar atrapado en el ciclo interminable de nuestra mente subconsciente. Al escribirlas, les damos forma, las sacamos de las sombras y les permitimos existir en un espacio que podemos confrontar y examinar más fácilmente.

Este acto de transferir pensamientos a papel no sólo proporciona claridad visual sobre lo que ocurre internamente sino que también funciona como un registro tangible de nuestras luchas internas, que podemos utilizar para rastrear nuestro progreso a medida que trabajamos para superar estas creencias obstaculizadoras.

Con cada creencia anotada, se abre la oportunidad para el reconocimiento, la reflexión y eventualmente, la reinvención. Las creencias limitantes pueden minar tu autoestima, reducir tus aspiraciones y, en última instancia, limitar tu éxito.

En el ámbito profesional, pueden impedirte aprovechar las oportunidades o avanzar en tu carrera. Desde la perspectiva de la neurociencia, estas creencias están arraigadas en nuestras redes neuronales, creando patrones de pensamiento habituales que dictan nuestras reacciones y comportamientos.

Paso Desafía la validez de tus creencias. Identifica evidencias contrarias. Reemplaza con creencias potenciadoras. Desafiarte a ti mismo para cuestionar y eventualmente cambiar tus creencias es esencial para el crecimiento personal. Las afirmaciones positivas son declaraciones que pueden ayudarte a superar creencias negativas sobre ti mismo.

Repitelas diariamente para reprogramar tu mente subconsciente. Soy capaz y fuerte, puedo manejar cualquier cosa que venga. Merezco todo lo bueno que la vida tiene para ofrecer. Mi valor no está determinado por errores o contratiempos.

Paso 1: Define tu visión sin limitaciones. Paso 2: Visualiza esta visión regularmente. Paso 3: Siente la emoción y la experiencia como si ya fueran reales. Terapia Cognitivo-Conductual TCC :. Esta técnica psicoterapéutica se centra en identificar y corregir pensamientos y comportamientos negativos o erróneos.

Con la guía de un profesional, la TCC te ayuda a explorar tus patrones de pensamiento actuales, a desafiar las creencias irracionales y a reemplazarlas con pensamientos más saludables y objetivos. A través de sesiones estructuradas, aprenderás a reaccionar de manera diferente a situaciones y a desarrollar habilidades para enfrentar desafíos emocionales y mentales con una perspectiva más equilibrada.

Mindfulness y Meditación:. La práctica de mindfulness y meditación enfoca tu mente en el presente, proporcionando un ancla tranquila lejos de las aguas turbulentas de pensamientos y creencias limitantes. Al centrarte en el aquí y ahora, estas técnicas fomentan una pausa reflexiva entre los estímulos y tus respuestas, ofreciendo un espacio para que surjan perspectivas renovadas.

Con la meditación , puedes explorar y desafiar suavemente esas creencias restrictivas, creando gradualmente un espacio mental donde la autocompasión y la aceptación prevalecen sobre el juicio y la crítica.

Coaching de Vida:. Embárcate en un viaje de autodescubrimiento y empoderamiento con un coach de vida, quien te guiará para identificar y superar tus bloqueos personales y profesionales.

Este proceso colaborativo te ayudará a replantear tus creencias limitantes, estableciendo nuevas perspectivas que potencien tu desarrollo.

Además, te invitamos a experimentar la transformación en una SESIÓN GRATUITA DE 30 MINUTOS , donde podrás explorar tus desafíos y comenzar a trazar el camino hacia tu verdadero potencial y éxito.

Cada uno de nosotros tenemos un esquema de creencias, un mapa de criterios bajo los cuales nos guiamos en el mundo, operamos en el entorno Las creencias potenciadoras son las que ayudan a avanzar hacia el objetivo que tiene una persona. Son creencias que impulsan a crecer Las creencias limitantes son ideas autodestructivas que te impiden crecer como persona. Se manifiestan en el lenguaje verbal y también en el corporal, y con los

Video

Tus creencias están creando tu realidad ☀️ Enric Corbera

Creencias potenciadoras internas - Por el contrario, entendemos como Creencia potenciadora aquellas que nos invitan a avanzar, a progresar hacia lo que nosotros consideramos como Cada uno de nosotros tenemos un esquema de creencias, un mapa de criterios bajo los cuales nos guiamos en el mundo, operamos en el entorno Las creencias potenciadoras son las que ayudan a avanzar hacia el objetivo que tiene una persona. Son creencias que impulsan a crecer Las creencias limitantes son ideas autodestructivas que te impiden crecer como persona. Se manifiestan en el lenguaje verbal y también en el corporal, y con los

Son profecías autocumplidas. Lo más importante de todo esto es que las creencias se pueden modificar, por lo tanto, se puede elegir en qué creer, entonces en terapia podemos trabajar con creencias que construyan o destruyan, dependiendo del objetivo que nos planteemos.

En relación a las creencias potenciadoras, hay algunas premisas clave:. Convierte en temporal cualquier creencia negativa y convierte en permanente cualquier creencia positiva.

El aprendizaje está en la acción. Desde la acción viene el cambio, no desde la comprensión intelectual. No hay fracaso, solo hay aprendizaje.

El fracaso es un juicio respecto a los resultados a corto plazo, entonces no haber alcanzado un objetivo, significa que no se ha alcanzado todavía esta palabra es fundamental. No se puede decir que haya un fracaso a menos que se abandone lo que se quiere, y eso es una elección, no un padecimiento.

Cada persona tiene todos los recursos internos que necesita y si no los tiene, puede desarrollarlos. Debemos iluminar los recursos internos de las personas con las que trabajamos, todos tienen recursos, solo necesitan ser iluminados. Todo comportamiento tiene un propósito.

Imagina que trabajas con un proceso nuevo pero que no crees lo suficiente en ti mismo como para proponer una solución mejor a un problema. El resultado, seguramente, no será innovador. Si lideras un equipo, ayuda a los integrantes a ocuparse de sus creencias limitantes para que logren dar rienda suelta a su creatividad y participación.

Si se aferran a estas creencias limitantes es probable que les impidan pensar soluciones diferentes a las habituales o que se les ocurran ideas fuera de lo común.

No hay nada que asfixie tanto el éxito de un equipo como reutilizar todo el tiempo ideas viejas. En estos tiempos de aventura y crecimiento real, es muy importante que cada miembro del equipo confíe lo suficiente en sí mismo como para desafiar los límites.

Es el motivo por el que es tan importante fomentar el pensamiento positivo en el trabajo, para empoderar a los trabajadores y que logren producir excelentes trabajos aplicando todo su potencial. Las creencias limitantes son ideas autodestructivas que te impiden crecer como persona.

Se manifiestan en el lenguaje verbal y también en el corporal, y con los mecanismos de defensa en muchos otros casos. Conocer en profundidad las creencias limitantes más comunes te servirá para identificarlas cuando surjan. Para que trabajes en la superación personal en el ámbito laboral, compartimos 10 ejemplos de creencias limitantes comunes, a fin de que las reconozcas y las corrijas en tiempo real:.

Estos tipos de creencias tienen su origen en el miedo, y todos los tenemos. El objetivo es aprender a identificar y combatir las creencias limitantes para que no nos impidan salir de nuestra zona de confort.

Tal vez, para protegerte, puedes seguir diciéndote que no eres lo suficientemente bueno o que nunca lo serás; pero a la larga, esas creencias te impiden empoderarte lo suficiente como para sacar lo mejor de ti, y lo mismo sucede con el resto del equipo.

El truco es reconocer tus propias creencias limitantes cuando surgen y aplicar ese conocimiento para reformular lo que piensas de ti mismo. También puedes desarrollar tus habilidades para gestión de equipos y alentar a tu equipo para que haga lo mismo.

Las creencias limitantes son el resultado de varios factores, pero todos provienen del mismo lugar: el deseo de tu mente de protegerte del dolor en el futuro.

Algunos disparadores pueden ser el miedo, el síndrome del impostor y experiencias pasadas. Por lo general, las creencias limitantes comienzan a una edad temprana, evolucionan progresivamente y se adaptan a lo largo de la vida ante cada nueva experiencia que se presenta.

Puedes haber vivido una experiencia dolorosa que sea el origen de tu temor ante vivencias similares o bien, que simplemente sientas temor ante lo que está por venir. Las creencias limitantes pueden impedir que se formen otras creencias nuevas pero positivas.

Es muy bueno conocer la causa de tus creencias limitantes, ya que así logras entender el proceso mental que está detrás para empezar a dominarlo. Dicho esto, también es justo compartir que hay muchas otras técnicas que se pueden implementar para superar los miedos propios en el ámbito laboral.

Si bien es cierto que lograr identificar las creencias autolimitantes puede ser muy útil para corregirlas en el momento, para saber cómo superarlas hay que dedicar mucho tiempo y práctica.

Hay algunos consejos que pueden ayudarte a superar estos miedos y que puedes aplicar para capacitar al equipo y que los demás miembros logren lo mismo. Tú decides si aplicas una sola o las cuatro combinadas, pero cada una de estas técnicas puede servirte para combatir las creencias limitantes en el trabajo.

El primer paso para superar tus creencias limitantes es identificarlas. Con frecuencia, estas creencias se presentan como pensamientos en tu mente más que como algo que dices en voz alta. Sacar esas ideas y plasmarlas en un papel puede servirte para separar la realidad de la fantasía y darte cuenta de lo falsas que pueden ser.

Las creencias son ideas que hemos ido interiorizando en nuestra mente normalmente de forma inconsciente y que, sin darnos cuenta, dirigen nuestros actos y nos impulsan a actuar de una u otra forma, sin que, en el fondo sepamos por qué. Estas creencias comienzan a formarse en nuestros primeros años de vida, con la educación que recibimos de nuestros padres, dando por cierto todo lo que nos enseñan, ya que el niño no está preparado para analizar si los mensajes que le envían sus padres son correctos o no.

Nuestro éxito o nuestro fracaso está basado tanto en nuestras opiniones, como en nuestras convicciones y creencias. Por ello, si sentimos que algo va mal o que nuestra vida no lleva el rumbo que nos gustaría, deberemos comenzar a analizar nuestras creencias y determinar cuáles son realmente válidas y cuáles no.

Desde pequeños, absorbemos todos los mensajes que recibimos, tanto conscientes como inconscientes por parte de todas las personas que nos rodean.

Las filtramos con nuestra experiencia y, si se confirman, las grabamos como experiencias que nos resulten útiles para situaciones parecidas en el futuro.

Esto, que en un principio es beneficioso ya que nos ayuda a no tener que aprender de cada experiencia como si fuera la primera vez, también puede ser perjudicial cuando la creencia es contraproducente.

Es muy importante determinar desde el primer momento en que se habla de creencias, tener claro que no existen ideas verdaderas o falsas puesto que las que para mí hacen que saque mi mejor versión, para ti pueden resultar limitantes o perjudiciales para tus progresos; a través del coaching, lo fundamental es analizar junto con la persona si las creencias en las que se apoya le ayudan a conseguir lo que desea para mejorar o limitan las posibilidades de alcanzar su objetivo.

Entonces no hablamos de creencias verdaderas ni falsas sino de potenciadoras o limitantes, voy a pasar a definir cada una de ellas:. Sin lugar a dudas de nuestra etapa de la infancia; es ahí donde toda la información que recibimos pasa de forma casi inmediata a nuestro subconsciente sin plantearnos o cuestionarnos la veracidad de dicha información.

De ahí que nuestras creencias nos vengan dadas del entorno en el que vivimos, de las opiniones de los que nos rodean, de las experiencias vividas a nuestro alrededor.

Las elegimos, día a día y momento a momento. En PNL Programación neurolingüística , Coach Integrativo. Coach Ontológico, Sistémico, utilizamos numerosas técnicas de cambios de creencias con resultado fantásticos; si se te resiste alguna o no consigues identificarla, no dudes en pedir ayuda y verás lo mucho que consigues con ello.

Claramente el Sistema de Creencias construidos a lo largo de nuestra vida está asociado a nuestra Salud Mental.

Sé consciente de ellas, atrévete a mirarlas. Quizás son solo alianzas internas con dogmas y paradigmas que no corresponde a tu identidad.

Creencias limitantes y creencias potenciadoras: qué son y cómo nos afectan Aceptar Leer las Torneos de Poker online. Con frecuencia, las creencias limitantes derivan en Creenicas anticipación negativa de una situación Creencias potenciadoras internas quizá nunca llegue potenciadorax producirse. Características Creencias potenciadoras internas las creencias Creencias potenciadoras internas. Pptenciadoras de creencias potenciadoras. El reconocimiento de patrones de pensamiento repetitivos y negativos se torna crucial en el proceso de desentrañar nuestras creencias limitantes. Pensá en una creencia que te esté limitando ahora mismo y preguntáte: ¿Qué te da miedo que pase si esa creencia cambia? Una cuestion transversa Las diferentes adicciones Responder a las adicciones.

Creencias potenciadoras internas - Por el contrario, entendemos como Creencia potenciadora aquellas que nos invitan a avanzar, a progresar hacia lo que nosotros consideramos como Cada uno de nosotros tenemos un esquema de creencias, un mapa de criterios bajo los cuales nos guiamos en el mundo, operamos en el entorno Las creencias potenciadoras son las que ayudan a avanzar hacia el objetivo que tiene una persona. Son creencias que impulsan a crecer Las creencias limitantes son ideas autodestructivas que te impiden crecer como persona. Se manifiestan en el lenguaje verbal y también en el corporal, y con los

En todos los casos, incitaron la acción, y aumentaron la motivación en función de lograr uno o varios objetivos. Finalmente, es importante destacar, que las creencias potenciadoras, no juzgan los aspectos negativos de las personas. Al contrario, se enfocan en potenciar lo mejor de cada individuo. En ese sentido, también se les denomina como creencias positivas.

Recuerda, las creencias potenciadoras son herramientas que puedes utilizar a tu favor, para darte el empuje, fuerza y motivación necesarios, para lograr cualquier cosa que te propongas en la vida. Por ello, es importante que reflexiones sobre los aspectos antes mencionados y a partir de hoy, comiences a utilizar las creencias potenciadoras, como la llama que necesitas para cambiar y transformar tu vida, profundamente.

La mayoría de las personas creen que diferenciar el éxito del fracaso es tarea fácil y obvia. Yo pensaba de. Si existe una habilidad clave para tener éxito en la vida es aprender a ser un buen vendedor.

Lamentablemente existe. Si hay algo importante que debes recordar de este artículo y podcast es que el éxito puede sucederte a ti. Es proceso de ser agradecido es restaurador. Es gratuito, lo puedes comenzar a aplicar ahora mismo y transformará tu vida. Las metas personales funcionan como una brújula, que nos guía en todo momento, y nos indica la dirección que debemos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Correo electrónico. By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website. Saltar al contenido Home - Creencias potenciadoras: qué son y ejemplos. Creencias potenciadoras: qué son y ejemplos. Facebook Twitter Linkedin Youtube Instagram.

Suscríbete a nuestra newsletter No te pierdas noticias y contenidos de interés sobre la acción de la red Dianova en el mundo y los avances realizados en el ámbito de la prevención y tratamiento de las adicciones y ámbitos asociados: salud mental, perspectiva de género, políticas de drogas, etc.

Acepto la recopilación y procesamiento de mis datos con el único fin de recibir la newsletter de Dianova. Más información en nuestra página de política de privacidad.

Quiénes somos. Conócenos Nuestros miembros Transparencia Dianova y los ODS. Qué hacemos. Servicios de adicciones Servicios de formación y educación Relaciones internacionales e incidencia Campañas de sensibilización.

Info adicciones. Una cuestion transversa Las diferentes adicciones Responder a las adicciones. Noticias Publicaciones Sala de prensa Agenda Blog. Voluntariado y practicas Hacer un donativo Empresas solidarias Legados solidarios. Sede social. Chemin des Crêts-de-Pregny 27 Le Grand-Saconnex Ginebra Suiza switzerland dianova.

Pintor Serra Santa 15A, 1º 3ª E Castelldefels Barcelona España dianova dianova. Canal 2 de TV, 75 varas al Oeste Reparto — Managua Nicaragua nicaragua dianova.

Transparencia Política de privacidad Contacto. Twitter Youtube Facebook Linkedin Instagram. Si lideras un equipo, ayuda a los integrantes a ocuparse de sus creencias limitantes para que logren dar rienda suelta a su creatividad y participación.

Si se aferran a estas creencias limitantes es probable que les impidan pensar soluciones diferentes a las habituales o que se les ocurran ideas fuera de lo común.

No hay nada que asfixie tanto el éxito de un equipo como reutilizar todo el tiempo ideas viejas. En estos tiempos de aventura y crecimiento real, es muy importante que cada miembro del equipo confíe lo suficiente en sí mismo como para desafiar los límites.

Es el motivo por el que es tan importante fomentar el pensamiento positivo en el trabajo, para empoderar a los trabajadores y que logren producir excelentes trabajos aplicando todo su potencial. Las creencias limitantes son ideas autodestructivas que te impiden crecer como persona. Se manifiestan en el lenguaje verbal y también en el corporal, y con los mecanismos de defensa en muchos otros casos.

Conocer en profundidad las creencias limitantes más comunes te servirá para identificarlas cuando surjan. Para que trabajes en la superación personal en el ámbito laboral, compartimos 10 ejemplos de creencias limitantes comunes, a fin de que las reconozcas y las corrijas en tiempo real:.

Estos tipos de creencias tienen su origen en el miedo, y todos los tenemos. El objetivo es aprender a identificar y combatir las creencias limitantes para que no nos impidan salir de nuestra zona de confort. Tal vez, para protegerte, puedes seguir diciéndote que no eres lo suficientemente bueno o que nunca lo serás; pero a la larga, esas creencias te impiden empoderarte lo suficiente como para sacar lo mejor de ti, y lo mismo sucede con el resto del equipo.

El truco es reconocer tus propias creencias limitantes cuando surgen y aplicar ese conocimiento para reformular lo que piensas de ti mismo. También puedes desarrollar tus habilidades para gestión de equipos y alentar a tu equipo para que haga lo mismo.

Las creencias limitantes son el resultado de varios factores, pero todos provienen del mismo lugar: el deseo de tu mente de protegerte del dolor en el futuro. Algunos disparadores pueden ser el miedo, el síndrome del impostor y experiencias pasadas.

Por lo general, las creencias limitantes comienzan a una edad temprana, evolucionan progresivamente y se adaptan a lo largo de la vida ante cada nueva experiencia que se presenta.

Puedes haber vivido una experiencia dolorosa que sea el origen de tu temor ante vivencias similares o bien, que simplemente sientas temor ante lo que está por venir. Las creencias limitantes pueden impedir que se formen otras creencias nuevas pero positivas.

Es muy bueno conocer la causa de tus creencias limitantes, ya que así logras entender el proceso mental que está detrás para empezar a dominarlo. Dicho esto, también es justo compartir que hay muchas otras técnicas que se pueden implementar para superar los miedos propios en el ámbito laboral.

Si bien es cierto que lograr identificar las creencias autolimitantes puede ser muy útil para corregirlas en el momento, para saber cómo superarlas hay que dedicar mucho tiempo y práctica.

Hay algunos consejos que pueden ayudarte a superar estos miedos y que puedes aplicar para capacitar al equipo y que los demás miembros logren lo mismo.

Tú decides si aplicas una sola o las cuatro combinadas, pero cada una de estas técnicas puede servirte para combatir las creencias limitantes en el trabajo.

El primer paso para superar tus creencias limitantes es identificarlas. Con frecuencia, estas creencias se presentan como pensamientos en tu mente más que como algo que dices en voz alta.

Sacar esas ideas y plasmarlas en un papel puede servirte para separar la realidad de la fantasía y darte cuenta de lo falsas que pueden ser.

Escribir las ideas en un diario puede ser muy útil para aliviar cualquier estrés asociado con las creencias. También puedes preguntarte si eso que piensas es relevante para los siguientes 10 minutos de trabajo.

Related Post

1 thoughts on “Creencias potenciadoras internas”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *